include
New Page 1

Menu
Menu

Historia


La historia de Abrazando Mi Guatemala inicia cuando los esposos: Estuardo y Lucia Pineda sienten que su corazón es confrontado al ver tanta necesidad en su país, Guatemala. En respuesta a este sentir, deciden poner manos a la obra y hacer algo para cambiar la situación que su país actualmente está viviendo. Con un anhelo fuerte en sus corazones de ver una Guatemala mejor, deciden iniciar un proyecto que contribuya a la transformación de individuos y comunidades, llamando a este proyecto “Abrazando Mi Guatemala”, bajo el lema: Cambiando Vidas, Transformando mi Nación.

Es así como a inicios del año 2010 este proyecto es presentado a un grupo inicial de personas. A partir de esta presentación, un pequeño grupo decide apoyarlos y correr con la visión de trabajar con pasión por hacer de Guatemala un mejor país. Con el fin de iniciar con el pie derecho, se procedió a formalizar este proyecto, constituyéndose una Asociación bajo el mismo nombre, llegando a ser esta una organización debidamente legalizada y autorizada. Con el esfuerzo de fundadores, dirigentes y voluntarios, Abrazando Mi Guatemala inicia oficialmente su primera reunión de trabajo el 31 de Enero del año 2010. Es así como en Febrero del 2010 se realiza la primera visita de ayuda social al Caserío Ixcac, San Juan Sacatepéquez, Guatemala. En esta primera visita, 10 familias son beneficiadas con Filtros de Agua, satisfaciendo así, una necesidad inmediata pues bebían agua contaminada.

A partir de esta visita, Abrazando Mi Guatemala ha tomado fuerza tanto en recurso financiero como humano, para continuar dando apoyo en diversas áreas a algunas comunidades necesitadas del país, siendo al día de hoy, más de 335 familias a las que se les ha brindado ayuda alimenticia; cerca de 100 jóvenes de la calle y de orfanatos han sido beneficiados con actividades que se han realizado específicamente para ellos, y más de 850 niños han participado en las actividades que se han llevado a cabo en sus comunidades (refacción, payasos, piñatas, juegos y cantos). Aunque, si bien es cierto, estas actividades no producen el cambio por si solas, si son verdaderamente un buen inicio que ha abierto la puerta al corazón de las personas.

Es por ello que actualmente se está elaborando un plan de trabajo para darles continuidad a las actividades que se realizan en cada comunidad, de manera que se pueda crear primeramente un cambio de mentalidad en las personas, enseñándoles a amar su tierra y cuidar sus recursos; haciéndoles ver que sí pueden salir adelante, mostrándoles su potencial y la riqueza de su cultura, para que luego pueda existir un cambio en sus costumbres y una transformación real en sus vidas.






Abrazando mi Guatemala | © Copyrights 1996-2019 Página Portal - Xentra.com